VISITAS GUIADAS POR CABALLEROS Y DAMAS DE LA ORDEN SOBERANA MILITAR DEL TEMPLO DE JERUSALÉN

REAL COLEGIATA DE SAN ISIDRO Y DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO. PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO Y DE SAN ISIDRO C/Toledo, 37. Madrid
Se custodian los cuerpos de San Isidro y de su esposa Santa María de la Cabeza.
Es Bien de Interés Cultural (BIC), monumento protegido por la Comunidad de Madrid.
Horario de apertura del templo: De 7:30 a 13:00 y de 18:00 a 21:00.
Misas horario del 1 de octubre al 30 de junio:
Días laborables: 08:00, 09:00, 11:00, 12:00 y 20:00.
Domingos y festivos: 09:00, 10:00, 11:00, 12:00, 13:00, 19:00 y 20:00.
Confesiones: De 7:30 a 13:00 y de 18:00 a 20:00.

Visitas guiadas por la Orden Soberana Militar del Templo de Jerusalen:

Segundos sábados de mes hasta el 30 de junio. Horario de 9:30 a 10:30 por la mañana.

 

EL TEMPLO
 

La iglesia fue proyectada por el jesuita Pedro Sánchez hacia 1620, con el modelo de la iglesia jesuítica del Gesú de Roma y dedicada entonces a San Francisco Javier. Planta de cruz latina, con una sola nave y capillas laterales. En 1769, expulsados los jesuitas, la iglesia quedó convertida en Colegiata y fue dedicada a San Isidro, patrono de Madrid. Ventura Rodríguez reformó entonces su interior, el presbiterio nuevo y el retablo del altar mayor. El interior del templo es de una gran riqueza visual, tanto por la estructura como por la rica decoración realizada por Ventura Rodríguez. Cuenta con su famosa cúpula encamonada. La fachada parece la de un monumento civil o palacio, si no fuera por las dos torres de planta cuadrada que no llegaron a terminarse inicialmente. Durante la Guerra Civil, en 1936, fue incendiada. Se destruyeron las cubiertas y se derrumbó la cúpula. Cuando después de la guerra, Javier Barroso la restauró, aprovechó para terminar las torres.

 

La Iglesia, el barrio y la historia 

La Colegiata no se puede desligar en sus inicios de la presencia de los jesuitas y del apoyo de la Corona al mundo de la cultura: pared con pared está el Colegio Imperial de Madrid y los Reales Estudios de San Isidro, por los que desfilaron Lope de Vega, Quevedo y Calderón entre otros. Centro de uno de los barrios más nobles de Madrid, a pocos pasos de la Plaza Mayor, la Colegiata de San Isidro era uno de sus principales emblemas. En junio de 1885 se constituye la diócesis de Madrid y se establece su catedral en la Colegiata, hasta que en 1993 La Almudena pasa a ser la catedral actual. Administrativamente hoy está asentada en el barrio de La Latina, que debe su nombre a la profesora de latín de los Reyes Católicos. Presta su servicio espiritual y humanitario a los habitantes de este barrio, uno de los más viejos, carismáticos y joviales de la capital.

 
San isidro y Santa maría de la Cabeza. 

San Isidro, jornalero agrícola, se va a Torrelaguna cuando los Almorávides toman Madrid en 1.110. Allí conoce a María Toribia, quien pudo estar empleada en una Encomienda del Temple. Se casan y tienen un hijo, Illán, que también será canonizado un día). Vuelven a Madrid, a trabajar las tierras de los Vargas, quienes serán posteriormente y durante mucho tiempo custodios de sus sepulcros. Ambos cónyuges son personas muy cristianas. Dentro de su digna modestia económica ayudaron a todo el que lo precisó. 40 años después de la muerte de San Isidro, la devoción popular obligó a exhumar su cuerpo, encontrando que “se conserva entero y como si estuviera vivo”. Alfonso VIII, viene a Madrid tras la batalla de Las Navas de Tolosa, que fue decisiva para la Reconquista. Un labrador, nunca antes visto ni visto después, guio a las tropas del Rey, sin ser vistos por los Almohades, y así poder atacarles por sorpresa. Era el 16 de julio de 1212. Cuando, a su paso por Madrid, visitó el cuerpo incorrupto de San Isidro, sorprendido dijo: «Este es el labrador que nos enseñó el camino y nos llevó a la victoria». Como agradecimiento regaló un féretro historiado de madera para el Santo. Es patrono de Madrid y de los agricultores en varias regiones de Europa. Su esposa fallece unos cinco años más tarde, retirada ya viuda como guardase en la Ermita del Temple, y fue declarada también santa. Ambos cuerpos, tras numerosos avatares, reposan en la Colegiata.

 
Actividades Parroquiales 

Cáritas, Hermandades y Congregaciones, Procesiones, Bodas, Bautizos, Catequesis, Culto, Adoración nocturna, asistencia a enfermos, Coro parroquial Tf. 91 3652037

 
Sostenimiento del Templo

Se hace un gran esfuerzo para mantener abierta esta joya de la arquitectura madrileña. Los daños sufridos y el paso del tiempo hacen necesarias múltiples intervenciones de elevado coste económico. Se agradece cualquier ayuda y donativo a este fin.

 
Historia de las capillas 

1.- Ntra. Sra. de los Reyes (imagen de Antonio Castillo). Reinterpreta la talla de la patrona de Sevilla. Comparte espacio con la Virgen del Pilar, San Pancracio, abogado de la salud y el trabajo, y San Expedito, intercesor de casos imposibles.

2.- Ntra. Sra. de la Esperanza Macarena, Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y de María Santísima de la Esperanza. La talla es de Antonio Eslava (1909-1983)

3.- Jesús del Gran Poder: Una de las capillas más hermosas de Madrid. Cúpula encamonada. Las pinturas de la cúpula y pechinas son de Claudio Coello, y la talla de Jesús del Gran Poder es copia de la talla de Juan de Mesa, de Sevilla. A sus lados, pinturas de Francisco de Ricci (s. XVII).

4.- Capilla de San José, cuya estatua es de Luis Salvador Carmona s. XVIII. Retablo del s. XVII. Pinturas de Francisco Herrera el Mozo, Pablo Pernicharo y Juan Bautista Peña.

5.- Capilla de las Dos Trinidades: La Trinidad celeste y la terrena, o Sagrada Familia. El cuadro se considera la obra maestra de Sebastian Herrera Barnuevo, autor también del retablo. Decoración del S. XVII.

6.- Nuestra Señora de la Fuensanta, patrona de Murcia.

7.- Altar Mayor. El retablo, reformado en su día por Ventura Rodríguez para poder alojar los restos de San Isidro y su esposa Santa María de la Cabeza, fue incendiado y destruido en 1936. Lo restauró José Lapayesse Bruna. Las nuevas esculturas son de Luis Vicente Llorente. La mesa del altar y el ostensorio son de Félix Granda, imitando las quemadas. Impresionantes el crucero, las pechinas y la cúpula. Es el primer ejemplo de cúpula encamonada: falsa cúpula sobre armazón de madera recubierto de yeso. Por su ligereza facilita su apoyo sobre muros de escaso grosor, abaratando los costes. El retablo se sujeta con 4 grandes columnas, entre ellas 4 santos labradores.

8.- En el centro los restos del Santo Patrón y su esposa. En el pedestal con ventana, camarín de ébano y marfil con los restos de Santa María de la Cabeza. Encima: la doble arca (urna y arca plateada) con los restos
de San isidro. Por detrás del conjunto, monumento al Santo. Entre el monumento y el arca hay un pequeño pasillo, por donde se pueden ver los restos del santo cuando, en contadas ocasiones, se abre el arca.

9.- Capilla de la Real Congregación San Isidro de Naturales de Madrid, con una talla del s. XVII de la Inmaculada. Las figuras en los lados son de San Isidro y Santa María de la Cabeza. Son imágenes del siglo XX. La capilla ocupa el solar donde vivieron San Isidro y Santa María y donde el santo excavó una cueva y un pozo, situados justo debajo de donde está el altar de la capilla, construida en 1671.

10.- Capilla de la Dormición: En la parte inferior del retablo el precioso grupo escultórico de La Dormición, del s. XVII. La imagen de la Virgen es de Tomás Pares (1948) y sustituye a la destruida en la guerra.

11.- Capilla de San Francisco de Borja. El retablo acodado es de José de la Torre y Francisco Rizzi. La pintura, espectacular, en la que el Duque de Gandía (San Francisco) contempla el cadáver de la esposa de Carlos I, (Isabel de Portugal), y se promete no servir nunca más a nadie que pueda morir, es también de Francisco Rizzi.

12.- Capilla de Santa Rita de Casia.

13.- Capilla de la Virgen del Carmen reparada “por la caridad de los británicos” cuyo escudo patrio campea en el ático del retablo y, a su vera, está la imagen de Santa Gema Galgani.

14.- Capilla de Nuestra Señora del Buen Consejo. Preciosa iglesia dentro de otra iglesia. Planta de cruz latina y cúpula sobre pechinas en el crucero, diseño de Sebastián Herrera Barnuevo. La imagen de la Virgen, obra de Félix Granda, sustituye a la anterior, destruida en 1936. Las imágenes de San Joaquín y Santa Ana son obra de Pablo González Velázquez del s. XVIII.

15.- Capilla de San Antonio de Padua. Retablo estilo toscano s. XVIII. Talla moderna. Sobre el pedestal, imagen de la Virgen de la Soledad: sustituye a la de Gaspar Becerra quemada en 1936. 16.- Capilla de San Cosme y San Damián. Verja y retablo barrocos del s. X VII con la imagen del Santo Cristo de las Siete Palabras